Cova Tallada

interior de la cova tallaLa Cova Tallà o Cova Tallada es una cueva excavada en las faldas del Cabo San Antonio sobre el nivel del mar. Utilizada desde tiempos inmemoriales para extraer tosca o arenilla para la construcción de los edificios más singulares de Denia, incluido su castillo, sus formas y sus cavidades hacen que esta cueva sea una visita obligada.

El camino desde Denia es el más fácil, poco más de 25 minutos, 750 metros, y transcurre paralelo al Mar Mediterráneo, por un pequeño acantilado. Las vistas son espectaculares. La posibilidad de darte un baño al final de la ruta significa que, pese al calor, sea una excursión recomendable también en verano.

Coordenadas
38º49’15″N – 0º09’35″°W
Distancia. 1.5km ida y vuelta
Duración. 45 minutos.
Localización. Parque natural Cabo San Antonio. Denia. Marina Alta.
Desnivel. 50 metros
Dificultad. Media-baja
Acceso. A pie

Puntos de interés.
Cova Talla
Torre del Guerro
Cuevas de tosca
Espectaculares vistas
Buceo y baño en el mar

Cómo llegar.

Llegar al comienzo de la ruta es muy sencillo. Una vez en Denia tienes que buscar el puerto o el mar. Y paralelo al mar tienes que ir dirección sur, hacia Jávea por la CV- 736. Llegarás a una bifurcación que indica Javea, a través del Parque Natural del Montgó, o girando hacia la izquierda, Les Rotes. Tomas esta carretera y antes del final de la misma, no tiene salida, termina en las faldas del Cabo de San Antonio, giras a la derecha por la calle Vía Láctea. Al final de esta calle, de no más de 200 metros, con una empinada cuesta entre chalets, dejas el coche. Una cadena limita el paso. Este es el comienzo de la ruta.

Si continúas el camino hacia arriba te lleva a la Torre del Gerro, una torre vigía típica de esta Región, del S.XVI, para prevenir los ataques de los piratas berberiscos. Las vistas desde arriba valen la pena. Desde aquí puedes bajar hasta el camino que te lleva a la Cova Tallada. Haces como un kilómetro de más pero si te gusta andar merece la pena.

La ruta.

Si lo que quieres es ir directo hasta la Cova Tallada, es muy fácil. Torre gerro deniaEl camino está bien señalizado. Nada más empezar hay una bifurcación que discurre hacia arriba de la montaña que no debes tomar. Un poco más adelante nos encontramos un pequeño mirador. Desde aquí podemos ver la cala de agua dulce o la cala. Una calitanudista de aguas cristalinas. Continúas hacia abajo, hacia el mar. Lo bordeas y llegas, quizás, a la parte “más peligrosa” de la ruta. El camino discurre sobre un acantilado bastante pronunciado. Aun así es relativamente amplio y tienes unas cuerdas donde agarrarte. Con cuidado, ningún peligro. Desciendes ahora la pendiente por unas escaleritas artificiales reforzadas con troncos hasta llegar muy cerca del mar. Al final de estas escaleritas es donde desemboca el camino que lleva a la Torre del Gerro. Desde aquí hasta la cueva vas paralelo al mar, a unos 15 metros de altura, por un camino sobre la roca y con palmitos y pino bajo en algunos momentos. En las partes más difíciles tienes cuerdas a modo de pasamanos.

Para saber cuando tienes que descender puedes fijarte en el islote que hay frente la cueva, ya que esta no se ve desde el camino. De todas formas la bajada está indicada. Este pequeño descenso es la otra dificultad que hay. Se baja entre las rocas y tiene también cuerdas para ir agarrándote y que el descenso sea más fácil. Si hay mucho oleaje la entrada será casi imposible porque entras por una de las bocas de la roca a nivel de mar.

covatalladainteriorLa cueva es espectacular. Tiene unos 75 metros de ancho y una altura de unos 15 metros. Tiene cinco grandes “puertas” por las que entra el mar y la claridad, por lo que en esta sala la luz es suficiente. Eso permite también la entrada de piraguas que es otra forma muy interesante de llegar. El mar es azul intenso y transparente, por lo que no te debes dejar las gafas y tubo para practicar snorkel. Estamos en la reserva marina del cabo de San Antonio. El mar entra dentro de la cueva formando pequeñas balsas de agua fría, ya que no recibe los rayos del sol. Frente a una de las entradas se hizo un islote artificial de roca extraída de la cueva para facilitar el transporte del material, una especie de puertecito, por lo que hay mucho sitio donde poder tomar un refrescante baño.

Si quieres seguir investigando, la cueva tiene bastantes pasadizos grandes, ya sin ninguna iluminación, imprescindible linternas, que es donde se extraía la tosca o arenisca para las construcciones, Alguna sala es enorme. También hay pozas que acumulaban el agua filtrada de la montaña. En verano igual no gotean pero en los meses en los que ha habido lluvia puedes ver las gotas de agua que se van almacenando en estas pozas. A la entrada de una de estas salas se puede leer una inscripción sobre la roca que indica que Felipe II estuvo allí en 1599. (Philipus III hisp rex cavernam hanc penetravit an MDXCIX).

Posts relacionados

Si quieres comentar...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR