El mar de Tabarca

Tabarca fue la primera reserva marina declarada en España en 1986. Costó, porque los pescadores veían amenazado su sistema de vida. Pero con esto se evitó la pesca de arrastre en la zona que destrozaba la posidonia y varias especies o el abuso de la pesca submarina. Hoy para bucear con botellas, increíble para los que la han practicado en esta zona, hay que pedir permiso especial a la Consellería de Medio Ambiente. Hoy el mar en la isla es un lujo. Aguas cristalinas, fresquitas, grandes praderas de “posidonia oceánica”, que propician la existencia de numerosas clases de peces, desde los salmonetes, las lubinas y las doradas hasta los meros, sargos, serranos, pajeles y pulpos. Hasta en la playita, muchas veces masificada, puedes encontrar pezecitos mordiendo tus tobillos.

En la isla solo hay una playa como tal. La playita, playa central o de levante es la más grande. Está compuesta de arena y piedrecitas, y tiene todos los servicios: patines, sombrillas, vigilancia, los chiringuitos al lado… Obviamente es la más concurrida. A espaldas de esta junto al puerto se encuentra La Caleta. Pequeñita y con arena pero demasiado cerca del puerto.

En el perímetro del pueblo también encuentras otras calas como la de la Cova del llop Marí. A su lado, de rocas también, la Cala del francés. Cualquier lugar de la isla es bueno para ponerse las gafas de bucear y disfrutar de éstas aguas cristalinas. En la parte del campo, las algas se amontonan junto al mar para que el agua no se coma la tierra. Son plantas secas, o sea, naturaleza.

Posts relacionados

Si quieres comentar...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies